miércoles, 4 de mayo de 2011

LA FAMILIA BIN LADEN.

      Amigos invisibles: Pensaba escribir en este segundo blog sobre un gran venezolano que hizo famosa la frase "sembrar el petróleo", lo que por avatares del destino y las inconsecuencias del tiempo, aún no se lleva a cabo. Pero como ha estallado una suerte de paz, con la desaparición forzosa de Bin Laden, el lider de Al Qaeda y patrón de lo desesperados, es de tal proporción la noticia, cocinada durante una década, que llama a reflexión tomar en  cuenta el suceso para el buen recuerdo de ese mundo paralelo o del diablo maligno que detrás de bambalinas, se erige como una tabla de salvación, para quienes marchan por el limbo de los desesperados.!Que Alá sea benévolo con ellos¡.
      Pues bien de los renombrados Bin Laden, de Idi Amin Dada, de Papá Doc Duvalier, Rafael Leonidas Trujillo, el famoso Gadafi, que anda transitando entre ascuas, de Mugabe, agarrado a la silla presidencial por tantas décadas, de Sgabo, si es que lo escribo bien, porque desconozco su lenguaje de Costa de Marfil, del defenestrado Mubarak, del terrorífico Ceaucescu, del dictador sudanés que masacra a Darfur, de tiranos hereditarios como el Kim de Korea nosteña, del yemenita Saleh, de Lukachenko, que manda sin ambajes desde que su pais asumió la "libertad", del grupito teocrático que maneja a Irán, ahora con el heredero sirio de la familia Assad  y lo centenartes de muertos que le entornan, y otros tantos por el estilo rodeados de excentricidades, como el ahorcado Sadam Hussein, así también en nuestra América se manejan muchos inrtereses contrapuestos, que bajo el manto de esa palabra tan corrompida que es la "democracia" como diablos danzantes hacen de las suyas en medio de ideas trasnochadas, aún decimonónicas, que mantienen una división paralela para ir contra el "imperio americano", al tanto que caen en las manos de otros imperios sujetándolos con la cuerda más tensa, que es la económica, para entrar así en una espiral inflacionaria, y de inmensas deudas externas, de las que será difícil sacudirse..
      Dos posiciones encontradas a mi humilde en tender están en juego. La una que corresponde a ciertos países en vías de desarrollo, como el caso de México y Colombia, a pesar de las sombras narcoterroristas que las afectan, del Perú alejado por ahora de la siniestra época de Alvarado y su comparsa, y en espera de un nuevo Presidente, luego de los buenos ejercicios de Toledo y Alan García, y Brasil, que inicialmente tenía un millón de kilómetros cuadrados y ahora tiene ocho, otra potencia imperial que ha sido y querido ser de siempre, de la triste como el tango Argentina, que no sale de atolladeros a pesar de su viveza comercial, y así por el estilo. Pero otro grupo, más depauperado y a la espera de que algo le regalen, andan en otra onda, disminuido por cierto, que esperan que Alá también los proteja, llenos de deudas y de pobreza, con pésimos magistrados que a través de una serie de asociaciones y grupos de "defensa" de la manida "democracia", entre juergas y corrupciones sin cese amparándose como compadres de lo siniestro, llevan a la ruina sus atrasados países, de lo que parecer ser comienza a salvarse la otrora muy rica isla de Cuba, y que parece ser, repito, busca un nuevo camino alejado de tanto populismo. demagogia parlanchina y proyectos caducos acercándoce a los lineamientos imperialistas, subyugantes y neocolonialistas chinos. Todos estos herederos de Bin Laden (los que aún viven) de quien "se ha hecho justicia", como anunciara el presidente Obama, vegetan entre dilemas y discusiones, entre contradicciones y enigmas, entre discursos y programas vacuos, aunque deben recordar que en la casa del ahorcado no se menciona la soga, o mejor "cuando veas las barbas de tu vecino quemar, pon las tuyas a remojar", porque Alá, el sapientísimo, o el mismo Ahmadineyad, así lo considera. Es hora de reflexión, y recuerden lo de las barbas, porque el tiempo apremia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada