martes, 29 de julio de 2014

NUESTRA GUAYANA ESEQUIBA (3).


 “El Dorado” de la Gran Bretaña. Para sustituir al decadente imperio español en Venezuela Inglaterra penetra con finura y ya en 1838 posee dentro del país 26 casas de comercio, así como en 1867 se atreven a instalar sobre el río Caura la colonia Pattisonville, de corta duración. De zarpazo en zarpazo en 1878 el inglés ha llegado a la cuenca del río Cuyuní, donde sabe que hay oro y diamantes, reclamando también con la impotencia venezolana (por las guerras y pobrezas) territorios en las bocas del Orinoco y especialmente en las áureas minas de El Callao, que pronto hablará inglés creole.   En 1880 los piratas británicos con sus colonos y asientos invaden terrenos patrios entre el Amacuro y el río Pomarón, cuyo resultado como dijimos fue el rompimiento de relaciones diplomáticas, mientras los ingleses hacen caso omiso de retirar sus migrantes.  En 1886 los ingleses victorianos sin respetar líneas divisorias cruzan el río Yuruary y ya extienden sus límites coloniales hacia las  minas de El Callao. Luego para noviembre de 1890, con el inmenso daño que se ha hecho a la depauperada Venezuela los británicos usurpadores con sus falacias territoriales han ocupado a juro los 203.310km2 desde el río Esequibo, la rica cuenca del río Cuyuní, numerosos caseríos venezolanos y hasta las fundamentales bocas del río Orinoco, en cuyos sitios los navíos británicos considerándose dueños cobran “una especie de peaje marítimo”. Continúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada